martes, 31 de octubre de 2006

La pichirerría

Todos los días Jorge salía con un objetivo muy específico entre ceja y ceja: conseguirse algo gratis. No importaba lo que fuera: una salchicha de degustación que le ofrecieran en el supermercado, un café en un velorio o un trago en la inauguración de alguna exposición. El hecho es que si no lograba cumplir esta meta se deprimía.

Jorge no era pobre, simplemente era la persona más pichirre* del mundo. No botaba nada y reciclaba todo. No le gustaba pagar nunca. Por eso, además de pasársela buscando algo gratis, Jorge también investigaba con cuidado cuál era el mejor precio de cualquier cosa.

Ángela, su novia, se moría de la risa de Jorge, sobre todo cuando llegaba de su habitual ronda sabatina por ocho supermercados diferentes y le comprobaba que había ahorrado el 10% en la compra. Ella tampoco era muy generosa que digamos, y además pensaba que algún día podrían comprarse un apartamento con ese dinero que no gastaban. Pero, cuando decidieron casarse, por primera vez Ángela se molestó con él.



Resulta que Jorge no le compró un vestido de novia, sino que la convenció de que usara el mismo de su suegra, y no contrató a ninguna agencia de festejos, sino que se ocupó él mismo de todo. Bravísima, Ángela le dijo que los invitados se darían cuenta y luego no pararían de chismear sobre su pichirrería. Pero Jorge no le hizo caso.

Cuando fueron a buscar las tarjetas de invitación, jorge escogió las más baratas, como era de esperarse, y ni siquiera compró sobres para meterlas porque tenpia guardado un viejo lote que se había conseguido gratis en la UCV, hacía 15 años. tres semanas antes del matrimonio, ángela se pasó una noche completa metiendo las invitaciones en los sobres, escribiendo sobre ellos los nombres de los invitados y lamiéndolos para cerrarlos, fúrica con Jorge.

Para sorpresa de todos, al día siguiente amaneció muerta sin presentar ningún tipo de signo extraño. cuando Jorge lo supo se volvió loco. Después de la autopsia, el forense dictaminó que Ángela había muerto envenenada por la goma de los sobres, que al ser tan vieja se había convertido en un veneno fulminante.

Original de Vicente Lecuna.


*Pichirre = tacaño

9 Se Liberaron:

Paula De Sousa dijo...

Un Verdadero VERGACIÒN!
Y cual es el colmo de la pichirrez? Esta buenisimo este post! nos invita a pensar sobre quello en lo cual muchas veces nos pasa al lado.
Saluditos!

H.G. dijo...

Jajaja muy bueno el post. Tenía un amigo de la universidad que me recuerda a Jorge. Cuando salía con un grupo, llevaba una calculadora para dividir la cuenta entre el número de personas y no pagar de más.....

Pp. dijo...

jajaaj NIÑA!!! me recuerda un capitulo de seindfield... bue que broma con la pichirreria!
__
=) psiquita.. ay psiquita

Marcel dijo...

¿Se comió el cadáver de Ángela para ahorrarse el entierro?

BrujitaV3Ro dijo...

A mi tambien me recuerda a un capítulo de Seinfield, donde de hecho, paso exactamente eso. El personaje de George (casualmente es la traducción al ingles de Jorge) se iba a casar con su prometida Susan. Pero los que han visto Seinfield saben que George no es ninguna estrellita. Asi que bueno, Susan murió envenenada con la pega de los sobres...

Habrán sacado la idea del mismo lugar??

Eduardo dijo...

Psique, es IGUALITO A UN CAPÍTULO DE SEINFELD... Le sucede a George (Casualidad Jorge) con su prometida...

En lo que si estamos de acuerdo, es que ser pichirre es malo. Yo que se lo que es vivir con uno jajajajaja...

SIGO LEYENDO!

Psique dijo...

Paula: si ese no es el colmo, no me quiero imaginar cuál será. Saludos

H.G: jajaja qué pichirre ese compañero tuyo!

Pp: ni idea, porque yo no veo esa serie y si, ¡qué broma! --- que hice?? eso sonó a regaño =(.

Marcel: jajaja ... cualquier cosa es posible.Quizás se la dió de bocadillo a los que fueron al velorio.

Brujita: Como que voy a tener que ver la serie (por lo menos ese capítulo). No sé, pero sería genial que hayan leido el mismo cuento.

Eduardo: ciertamente, yo también sé lo que es eso. Definitivamente aqui todo el mundo ve esa serie, tan buena es?

Cereza plateada dijo...

Ser pichirre es antiestético. Cuando George Constanza lleva el pan dulce a los que van a ser sus suegros, como no se lo comen en la cena, se lo lleva. Eso no tiene nombre.

Anónimo dijo...

no puedo creer que no hayas visto nunca jamás Seinfeld!!!

Insólito!