martes, 27 de enero de 2009

Crecer no es divertido

Ser niño es muy sencillo, todo se perdona, todo se va aprendiendo y sobre todo, no hay nada de que preocuparse realmente. Pero a medida que se va creciendo todo lo demás también lo hace, excepto el último nivel de la nevera, que es el único que va quedándose pequeño.

Lo más tedioso de crecer es, en principio “Tener la edad para…”. Pareciera que repentinamente los demás deciden cuál es la edad indicada para todo: para escuchar ciertas cosas, para saber de sexo, para manejar, para beber, para salir solo, etc. Luego viene el “darse cuenta…”, enterarse de todo lo que en el mundo de Barney no te enseñan y por último “aprender” que tienes que levantarte con la frente en alto y con más fuerza que antes aunque ya el problema no es simplemente que aun no aprendes a manejar bien bicicleta.

Este asunto de ser grande está bien lejos de ser divertido y lejos de ganar libertad, parece que cada vez consigues mas cosas que te atan y comienzas a perder la perspectiva de antes. Se te olvida el cómo pensabas y comienzas a pensar como pensaban los que te hacían la vida insoportable.

Al mirar hacia atrás en realidad resultaría mas divertido volver a ser niño y no tener que asumir las grandes responsabilidades que corresponden a crecer, no hay nada mas sabroso que romperle el carrito a Carlitos y que papi le compre uno nuevo, entonces ni Carlitos ni yo sufrimos y sólo recordamos con gracia aquella vez que le quité las puertas sin darnos cuenta del verdadero valor de todo lo que hemos dañado.

Parece que en realidad uno no crece por la edad que vayas alcanzando sino por lo que la vida (muy a su manera) en realidad te obliga a aprender y sobre todo, uno va creciendo cuando ya no es mamá y/o papá quién se hace responsable de tus actos. No es por nada, pero en algunos casos, crecer es una *inserte palabra de su agrado aquí*

sábado, 3 de enero de 2009

Tradición Navideña

Afortunadamente terminó diciembre!!, sigo viva a pesar de la mala suerte y las (algunas) buenas cosas que sucedieron, le deseo a quien siga pasando por aquí un Feliz año .


El único propósito de año nuevo que pienso hacer es: Recibir el siguiente año en pijama y no hacer el sacrificio de peinarme una vez al año, para que toda la gente tenga sueño después de las 12 y se acueste a dormir, tal como me sucedió este año.

He dicho!
De resto en el camino iremos viendo lo que conseguimos este 2009.