martes, 2 de diciembre de 2008

En la recta final...

Llegamos a Diciembre y mientras hay gente que ya está mandando mensajes de Navidad y hasta Feliz Año, yo ni siquiera he caído en cuenta de que estamos en el último mes del año. Incluso hoy hablé de "diciembre" como si faltaran meses para llegar allá y mientras hablaba con mi hermana me hacía caer en cuenta de que hasta la semana que viene tengo clases!.

Sinceramente no sé que sucede con mi sentido de percepción del tiempo (si es que existe algo así), pero siento que ha pasado todo demasiado rápido y a la vez me parece que el fin del año está demasiado lejos o que aún queda mucho tiempo para hacer las cosas, aun cuando en un fin de semana no hago ni la mitad de lo que planeo.

Retomando el tema principal, me cayó diciembre encima y me siento como cuando cambiamos de año, automática con la fecha del año anterior. Además comenzamos este mes celebrando el Día mundial de la lucha contra el SIDA, ésta vez no hecho ningún cuento, pero comparto una historia que leí el domingo el alguna revista del periódico. Se trataba de una mujer que tiene el virus (VIH) y luego de que su esposo muriese de sida, pensó que se quedaría sola y terminó consiguiendo alguien que la quisiera a pesar de su condición. Además es una persona a la que nunca le importó que ella tuviese el virus y que aun no se ha contagiado, llevando ya con ella algún tiempo.



Creo que aparte de tomar conciencia sobre lo importante que es protegerse de cualquier enfermedad de transmisión sexual, es vital también recordar que aquellos que terminan padeciendo alguna de ellas, merecen tener una vida lo mas normal que se pueda, sin señalamientos o rechazos. Sin embargo, lo mas importante seguirá siendo la prevención ante todo porque nadie es inmune.