lunes, 24 de noviembre de 2008

Planeando



Hace meses pensaba en el tiempo que me quedaría libre durante las vacaciones, entonces podría ponerme al día con las cosas que había dejado pendiente.

Hace unas semanas, pensaba en las cosas que tenía que contar, lo que quería recordar y poner al día mi agenda.

Hace unos días pensaba, sobre lo que iba a escribir, las compras de la semana y el tiempo del que disponía para comprar las cosas que ya hacen falta.

Hoy, estoy frente al computador, aun con todas esas cosas inconclusas que vengo pensando desde hace meses, por hacer. Retrasando poco a poco cada cosa nueva que surge y agrandando la lista del “por hacer” que tengo para recordarme que cada vez cuento con menos tiempo.

Hoy, entonces, me cansé de tropezar todos los lunes con la rutina y dejar para después lo que me puede llevar algunos minutos diarios y así terminarlo antes de “que tenga tiempo” porque en realidad parece que nunca va a llegar ese momento y la lista del “por hacer” se convertirá en la lista de “lo que quise hacer” . Me niego a cambiar el nombre a mi lista y así, me encuentro en mi descanso rutinario dando el primer paso…

1 Se Liberaron:

Quimera dijo...

Definitivamente... comparándolo con los quesos gruyere... mientrás más tiempo, menos tiempo...

Y pos sí... en realidad nunca nunca tenemos tiempo de nada... así que a activarse o a aplazar eternamente... a mí me pasa también muy seguido, jajaja

Que estés bien.
Saludos
Chao