sábado, 19 de julio de 2008

Seamos sinceros


- ¿Qué buscas en una pareja?
- Yo sólo quiero alguien que sea sincero.


Cuando la deseosa de la verdad admite que es demasiado sincera para ser cierto, que es tan transparente que se puede ver a través de ella, ¿qué tan cierto es eso de buscar la sinceridad en una pareja?

Primero hay que ser un poco sincero con uno mismo y saber cuáles son los límites entre las cosas que quieres saber y las que puedes soportar porque se manipula mucho lo que es la verdad y el nivel de sinceridad que tiene una persona con otra. Yo tengo la valentía de decirle a alguien que tiene la cara sucia o el cierre del pantalón abierto, que está despeinada o que se le chorreó el maquillaje, pero ¿qué tan dispuesta estoy a recibir esas observaciones?

A veces me parece que la gente se enfrasca en una sola dirección de la sinceridad, que es cuando yo soy capaz de decir las verdades sin importar si a los demás les parece bien o mal, después de todo hay gente a la que le gusta escuchar la verdad y gente a la que no, ¿cierto?. Eso me parece sólo una excusa que en este boom por buscar y esperar sinceridad de la gente hace quedar bien a todos aquellos que cuentan con la valentía de revelar cosas importantes a los demás. Pero generalmente esa es la misma persona que no puede tolerar que los demás sean sinceros con ell@s.

Ésto es mucho más complejo en relaciones de pareja porque hay, quizá, mucho en juego. Celos, intolerancia y desconfianza son algunas de las cosas que se derivan de la falta de sinceridad o exceso de ella. No todos somos capaces de vivir con algunas cosas y probablemente es mejor a veces, callar que hablar de más. ¿Cuántas mujeres pueden decir que soportan saber de las ex de sus novios?¿Cuántas incluso pueden soportar conocer los hoteles en los que estuvieron juntos? y después de conocer tantos detalles, ¿cuántas pueden andar tranquilas al saber que de vez en cuando él le da la cola hasta su casa porque le queda en el camino?. La sinceridad puede que tenga un límite, pero más que eso yo creo que hay que ser consciente de ¿cuántas verdades eres capaz de soportar?. Después de todo, la mayoría de las verdades importantes en toda relación derivan de la respuesta a una pregunta y están manipuladas por el discurso de la sinceridad que debe haber entre ambos. Luego de dichas las verdades se juega mucho con todas las cosas que antes estaban bien en la relación y uno se comienza a preguntar: ¿Estuvo bien haber dicho eso? ¿Debo revelar menos o mas?.

Seamos un poco más sinceros, con nosotros primero y después con los demás. Yo quiero a alguien sincero que me pueda decir todo lo que en su vida yo pueda soportar, yo quiero un tipo lo suficientemente sincero como para decirme que un pantalón me queda mal y además no tenga que dudar dos veces responder cualquier pregunta que yo le haga porque no la sabré aceptar. No es sabroso vivir en la paranoia de una novia celosa, entonces no busques lo que no se te ha perdido. Dicen que "el que busca encuentra" y si buscas la infidelidad de tu pareja probablemente la puedas encontrar, no necesariamente porque ha premeditado cocinar dos conejos a la vez sino que siente la presión de alguien que te acusa por algo que aun no has hecho. Algunas veces hay que pensar mas de dos veces las preguntas que se hacen y saber bien cuál es el nivel de sinceridad que puedes soportar.

Parece a veces que éste asunto de la sinceridad es como aquel de la persona a la que le gusta hacer bromas a los demás, pero es un obstinado con las bromas que le hacen a él.

6 Se Liberaron:

Pedro dijo...

Pienso que si alguien hace una pregunta, es válido contestar la verdad sin importar sus consecuencias (si le tiene miedo a la respuesta, entonces que no pregunte). Claro, si las consecuencias incluyen el fin de la relación, pocos dirán la verdad.

Creo que todo depende del tema que se esté tratando. Cosas como en que hoteles estuvieron son cosas que nadie necesita saber. Si las pregunta es por estúpido, o masoquista, o las dos.

Por otra parte, siempre se habla de esconder cosas que “pueden hacer daño a la otra persona”. Pero, ¿acaso no son esas las cosas que queremos saber? Si me van hacer daño, me imagino que será porque es algo que me concierne (algo del presente, no del pasado). Si hay algo de lo que me puedo enterar que va hacer que terminé la relación, entonces seguramente es algo que quiero saber. Si, seguro dolerá enterarse, y la pasaré mal, pero si es algo que te hizo ver que esa no era la persona para ti, entonces valió la pena enterarse.

Estoy de acuerdo que se tiene que tener cuidado con lo que se pregunta. Si una mujer me pregunta constantemente cosas como los ejemplos que mencionas (hoteles, exnovias, etc), eso me dice que la cosa no va a terminar bien. Me parece masoquista, y son preguntas que no harán más que sembrar dudas y celos. No todo tiene que ser un secreto, pero si preguntas algo no te quejes cuando te dicen la verdad (Caso típico: “Si no quieres que te diga que esa ropa no te queda bien, no me preguntes”). La responsabilidad recae sobre quien pregunta, no sobre quien responde.

Nykkä dijo...

La verdad es que estuvo muy interesante tu post, porque es una realidad, hasta que punto uno soporta la sinceridad de la pareja..? yo siempre he preferido que me digan todo de frente que si duele duele y listo... a veces preferiria una "mentira que me haga feliz" pero na..a la larga todo se descubre, y bueno.. nada como ser sincero, yo procuro serlo siemprw que puedo, besos niña.

VyCo dijo...

olvide lo q iba a escribir.. (eso es ser sincero!)

CLEO dijo...

Mi primer novio era mega-recontra-hiper sincero/crudo/realista/acido...
Eso me ha hace ahora esperar siempre la verdad como venga, pero ante cualquier cosa...
A veces duele, molesta o sonroja, pero es lo mejor en las relaciones...
Buen post...

khayo dijo...

busco en mi pareja el mejor amigo... lo demas que lo diga el tiempo y nuestros sentimientos...

MafitA dijo...

Si, es un tema interesante.

Ya lo dijeron pero creo que cuando viene una pregunta, lo mejor y lo que se espera es una respuesta sincera. Que hay verdades que duelen, es cierto las hay pero creo que a la larga duele menos que descubrir una mentira tapando.

Depende obviamente de muchas cosas y de situaciones. Yo creo que algo importante en esto debe ser el buscar formas y momentos adecuados para decir verdades que duelan, porque a veces se puede minimizar el efecto.

Pero obviamente depende...