lunes, 7 de abril de 2008

MeryNula

Hay gente que nace con estrella para brillar y gente que ni con toda la escarcha del mundo brilla mas que 'un cuerpo opaco'. Mery no contaba con tanta suerte y cuando se sentaba a pensarlo detenidamente se daba cuenta de que no era una cuestión de suerte o la alineación de los planetas el día en que ella nació, si las cosas eran de esa forma la única responsable era ella misma.


En su vida logró pertenecer a muchos grupos, realizó todas las actividades que tuvo la oportunidad, hizo: teatro, natación, fue scout, tomó clases de música, canto y baile, hizo un corto curso de dibujo, fue a todos los planes vacacionales que pudo desde los 8 y hasta los 12 años, viajaba todas las vacaciones de semana santa y carnavales con su familia y conocía a much@s niñ@s. En el colegio se la llevaba bien con todo el mundo y siempre trato de no tener problemas con nadie, etc. Era muy tranquila, algo callada, simpática, colaboradora,... pero nunca duró mucho tiempo en ninguno de los grupos que hacía, era de esas personas que pasan siempre fugazmente por la vida de los demás.


A veces se sentía sola porque lo único que realmente tenía y volvía a ella con cada regreso a clases eran sus compañeros de clases, hasta que tuvo que cambiar de colegio y se dio cuenta que toda aquella seguridad era sólo una ilusión creada por la obligación. Hoy Mery se acaba de graduar de la universidad, terminó su brillante carrera de medicina y no tiene mucha gente que invitar, sólo sus mejores amigos de toda la vida, los cuales se pueden contar fácilmente con los dedos de una mano, su novio de hace 8 años y algunos vecinos con los que no perdió el contacto.

Ella había dedicado su vida a ser el ejemplo a seguir de sus hermanos, luchaba por mantenerse intachable y correcta, por ser el orgullo de sus padres y nunca defraudarlos, se sentía en la obligación de hacer felices a los demás y pretender que nada le hacía falta, aparte de lo mucho que ya tenía. Pretendía vivir en el lugar y momento perfecto, aunque por más esfuerzo que hiciera, al menos una vez al mes se sintiera infeliz y desdichada de no poder encajar en un grupo y tener la facilidad de todos los demás para unirse a otros de forma no tan fugaz.

Esa noche lloraba amargamente, encerrada en su cuarto recordando que para lo único que fue tomada en cuenta en su vida, aparte de sus méritos académicos, fue por ser "la nula del año" en una premiación que se le ocurrió a sus compañeros de 4to año, recordaba cómo meses después al darle la despedida a Beatriz, ella le aseguraba a vox populi que aún no superaba su nulidad y se sentía más fuera de lugar que nunca. Sabía que había perdido la vida haciendo tanto por nada y que todo lo que tenía era lo que le quedaba... ¿qué le quedaba? absolutamente nada, todo el tiempo estuvo enfocada en lo que su familia le enseñó a darle importancia, sin embargo si tenía su título, las mismas personas de siempre a su alrededor, cambiando, creciendo y compartiendo con personas nuevas, cosa que ella nunca aprendió a ser.


La vida le enseñó muchas cosas, entre ellas a no ser excesivamente confiada, pero se olvidó de dejarle claro los límites de esa actitud, así que se cerró tanto al mundo que ahora, luego de 10 años no tenía mas ni menos, sino mas o menos lo mismo que desde entonces. Estancada, impotente e inútil... ya no importaba todas esas horribles sensaciones porque era lo que ella había elegido, tendría que levantarse la mañana siguiente, retocarse el cabello, maquillarse y ponerse un lindo vestido, bajo la toga y aquel birrete que tanta felicidad le daba a todos menos a ella; trataría de no notar los pocos aplausos que recibiría al subir a la tarima del auditorio y recibir su título. Poco podría predecir de lo que sucedería después... o seguramente su vida seguiría siendo tan igual e invariable que siempre.

Sonó el despertador, ¡no! nada es un sueño, para MeryNula esa es la triste realidad, ella no ha dejado de vivir con una sociedad para la que es practicamente invisible.


4 Se Liberaron:

Pp. dijo...

Caprichosamente por haber tenido que revisar algo que ...
resumo... llegué aquí.
__
¿Qué hago?
Dejo un comentario tonto para evitarme el hacer del comentario un post entero con todo lo que me hizo pensar y sentir MeryNula..

Es posible ser culpable por las decisiones que quizás nosotros mismos no hemos tomado o no debimos haber tomado?..
Desde adentro, qué sería lo justo?
Pero desde afuera, qué lo sería?

Esta sociedad en la que a veces ni sabemos los por qué, o los cómo..
Que seguimos "pa' lante"..
Y quizás llega el día del título y nos sentimos igualitos de vacios..

..Y quién sabe, si no es tan nula después de todo, si puede tocar la vida de otros con tan sólo ser ella y que la recuerden por su invisibilidad.. Ya tú le has recordado en esta historia.

Resulta que me extendí...
que quiero decir mucho más,
que voy a dejar que los demás lectores digan algo más sustancioso, aprovechable e interesante que mis divagaciones...
___
Buenas noches..

Pseudoexistente dijo...

MeryNula...
Me provoca nostalgia leer este post...
Me identifico con algunas cosas... La soledad, la sociedad... En lo personal considero claro que no sólo la persona esquizoide pasa por eso, aunque sí es hasta cierto punto una constante... Somos como las personas ausentes de la sociedad, de la familia, de todo...

Por una parte yo he hecho todo lo posible por no clavarme con la descripción que dicen los "especialistas" acerca de las personas con mi personalidad... Somos una manera de ser, es cierto, pero en ocasiones olvidamos respetarnos y, por ende, olvidamos respetar el mundo de los demás... Lo interesante es cuando tomamos consciencia de nos y de nuestro alrededor, y podemos ser lo que queramos, aunque a veces nos venza un mecanismo psicológico creado al través de los años...
Como una vez dijo alquien, que no recuerdo (creo fue O.Wilde), "Es difícil vivir, el existir cualquiera lo hace".
El asunto es que, después de todo, no creo que sea fácil el simple hecho de nacer humano... Espero que sea entendible esto último que digo.
Saludos.
Un abrazo
Chao

El Trimardito dijo...

Bueno hay muchas MErynula, por ahí, caminando por el mundo pero nadie las ve.

Saludos!!

Xioxox dijo...

Muy interesante la historia de MeryNula y es que si bien es cierto hay muchas como esas en este mundo.
Yo pienso que todo esto aparte de que es una historia para reflexionar y llenarse de nostalgia, MeryNula siempre buscó la felicidad de los demás y no la de ella. Eso muchas veces nos pasa. Caemos en el error de buscar ser aceptados y alagados por todo mundo, pero realmente en nuestro interior sentimos una gran desilusión e infelicidad.
Por ello siempre lo más importante es querernos a nosotros y buscar siempre primero nuestra felicidad que la de los demás.
Saludos!