sábado, 29 de septiembre de 2007

A la hora justa




Dos pichones vivían en su nido, cómodos bajo el cuidado de su madre, quién se preocupaba por todo lo que hiciera falta: comida, abrigo, enseñanzas, incluso amor. Poco a poco los pichones fueron creciendo, curiosos de la vida que había fuera de aquél nido, uno era más curioso que el otro.

-Algunos prefieren mirar y otros sólo queremos ser mirados .- Se explicaba uno.

-Yo quiero ser como mi madre, libre, valiente, fuerte, sabia. Quiero aprender, quiero ver hasta lo que otros no han visto, quiero llegar lejos, muy lejos.- Se explicaba el otro.

Poco a poco fueron aprendiendo los oficios de la vida y aquello para lo que su madre los tenia destinados. Comenzaron a caer y levantarse, a tratar de alzar vuelo, a conseguir su propio alimento, se encontraron y desencontraron. Comenzaron a ser más y más independientes, pero en el límite donde estaba la gran diferencia entre lo que querían de sus vidas, estaba el gusto de estar juntos, de disfrutar un vuelo el uno al lado del otro.

Se hacían compañía, se seguían a través del inmenso cielo del que eran dueños ahora que estaban creciendo. Por mucho tiempo estuvieron así y eran felices. Vaya que lo eran!, reían todas las tardes, jugaban, inventaban trucos nuevos, compartían todo su tiempo, todos sus sueños. Aprendían de las diferencias y apreciaban lo que el otro podía brindarle a su limitado conocimiento, uno de ellos se dejó envolver por el otro porque comenzó a querer más, cada vez más... su mente viajó mas lejos de lo que sus alas le permitían y quería/ ansiaba/ anhelaba llegar hasta ese lejano horizonte del lado de su compañero de vuelo, pero ¿ y él?. Él todavía no había llegado tan lejos, aun estaba cómodo con los juegos, con su forma de vivir y divertirse; todavía no había llegado a ver el horizonte con tanto deseo.

Una tarde, ya adultos los pichones, volaban como siempre uno al lado del otro sobre un intenso azul brillante, rodeados de imponentes cordilleras verdes y frescas, dibujados frente de aquel horizonte como una pequeña sombra dentro de tanto esplendor. El mas soñador tuvo ganas de seguir,de ir esta vez mas allá, de hacer algo diferente; para él era el momento de cambiar. Volteó a hacerle la seña de costumbre a su compañero, pero éste no la entendió y dio vuelta donde siempre solían regresar.

El tiempo se detuvo por una fracción de minuto, el ya no tan pichón veía a su compañero dar la vuelta como en cámara lenta y tuvo ese sentimiento, ese impulso de querer seguirlo como siempre, pero algo no lo dejaba... en el fondo, algo le decía que no volteara y tampoco lo dejaba. Su mirada no se separó de su compañero por un largo tiempo aunque siguió el camino que hacía tanto había querido seguir.

-¿Es este el momento adecuado? y si no lo es ¿Entonces cuándo? - pensaba.
Entraba en un dilema,¿ quedarse o irse.?.. No! no podía devolverse, no quería, aun cuando su compañero se detuvo a preguntar por su regreso.
- ¿Qué haces? ¿A dónde vas?- preguntó cuando notó su ausencia.



Ya era tarde, él había emprendido su vuelo, libre, propio, independiente aunque aun había algo que le hacía falta. Volteó a ver aquel horizonte delirante y entonces no volteó más. Ahora ése era su objetivo, como compañero ya había cumplido.




jueves, 27 de septiembre de 2007

Varios

Certificada




Estas vacaciones creo que lo que más ví en la blogósfera fue premios por todos lados y por cualquier variedad de razones, en este caso el Zord se acordó de mi y me dio "personalmente" este certificado que demuestra que por lo menos hay una persona a la que le gusta pasar por aquí. Como no pienso hacer forward, no te entrego otro igual, aunque yo también te daría uno, pero si se lo voy a otorgar a estas 5 personas (sin dejar por fuera a ninguna de las otras que suelo visitar, se les disfruta igual):


Pp.
Marifé
H.G
Javier
Daniel

____________________________

En apoyo a un Angel


Esto es algo que estaba pendiente hace rato(Diooos el borrador tiene fecha del 6) y es que este blog se unió también a la cadena bloguera solidaria en apoyo a Angel. Un pequeño angelito que necesita de la ayuda de todos y está iluminado por sus madrinas Bexza y J-oda, quienes lo han presentado a la blogosfera.










Para conocer un poco su caso y su historia sólo hay que pasarse por La llama violeta o El poder del ahora.

___________________________

"Uno no sabe lo que tiene hasta que lo pierde"


Hay veces en que me suceden cosas que no dejan de repetirme algún dicho en la cabeza cada vez que recuerdo dicha situación. Hace una semana o dos, recuerdo que era un domingo caluroso, muy caluroso y mi teclado decidió darse un baño.



Afortunadamente con un poquito de agua calmó su sed y no fue necesario meterlo a la ducha, lo problemático es que luego del proceso de secado, desmontado, desarmado y todos los "ados" aplicables ;se le antojara dañarse y oportunamente que no sirvieran las teclas: z (no es muy usada, asi que no creo que la extrañe), shift (está el del otro lado también...ahhh no .. tampoco sirve, comenzó el caos), ctrl (olvidate de copiar y pegar ) , c (no me había dado cuenta de lo mucho que uso esa letra hasta que no pude escribir una sola línea de msn o gtalk mal) , el 7 del teclado numérico(afortunadamente el otro si servía) y alt (no menos útil que las demás).



Creí que podría lidiar con la falta de algunas teclas hasta que reemplazara el teclado, pero no!, no pude, antes de volverme loca escribiendo mal y sin poder usar otras funciones que cómo hacen fácil utilizar la computadora, dejé de usarla excepto para lo estrictamente necesario hasta que conseguí el reemplazo y ahora me acostumbro a él.



Varias veces me ha tocado cambiar el mouse, pero no sabía lo horrible que es estar sin teclado, después de todo por lo menos agradezco que no se haya dañado por completo porque sin mouse me las puedo arreglar bastante bien, pero sin el teclado... ni tanto.(está bien, admito que sí fue mi culpa y lo bañé yo, no les recomiendo tomar agua cerca del teclado, los accidentes, sí ocurren!)







sábado, 8 de septiembre de 2007

El celópata

Marielena corrió a su cuarto y comenzó a llorar tirada largo a largo, boca abajo, en su cama. Se lamentaba, pero sentía rabia, tenía algo de miedo y los sentimientos se le mezclaban, ponía en duda su decisión, las palabras recientemente dichas, los planes pensados, todo estaba en duda desde hace tiempo en su vida aunque ella prefería darles la espalda y hacerse de oídos sordos a los consejos de quienes la rodean. Esta fue la primera vez que se dejó llevar por el impulso, por el cansancio, ya llevaba demasiado tiempo aguantando, creyendo en todas las palabras, buenas y malas, de aquel tipo que juraba quererla mas que a su vida.



James desesperaba caminando de un lado a otro en su pequeño apartamento, moría de rabia. Respiró profundo y se lanzó sobre un mueble a pensar en lo que diría, lo que haría, la forma de vengarse!. No pudo aguantar y siguió a su orgullo de macho herido, no podía lidiar más con todas las ideas que venían a su cabeza y se sentó frente a su computadora a escribirle primero a él:




Harold soy una mujer comprometida, me voy a casar y amo a mi
novio, no quiero que me escribas mas, ni me llames, no me interesa nada de ti. - Marielena.




Lo volvió a leer y le pareció simple, muy poco para todo lo que deseaba decirle, pero por el momento estaba bien, era suficiente como aviso y para que se alejara de su mujer.Después de eso ya había pensado un poco mejor en ella y n0 pensaba decirle nada por el momento, esperaría resultados y dependiendo de ellos actuaría. James no podía controlarse mucho y a veces casi se encontraba al descubierto con Marielena, pero por suerte ella se mareaba facilmente con la conversación, a él le estaba haciendo mucho daño la distancia y mientras aumentaba la cuenta del tiempo que llevaban tan sólo hablando por teléfono, crecían sus dudas y comenzaba a no querer de ella lo que era, lo que hacía, a sus amigas, a su familia, absolutamente todo comenzaba a molestarle.



Marielena se sentía reprimida por los deseos de James, no quería que fuese a la playa, no quería que fuese al gimnasio, no quería que viera a sus amigas, no quiso incluso que buscara trabajo, estaba hasta en contra de que terminara el post grado. El está allá y tu aquí- le decían, pero ella se sentía mas que cuidada, vigilada por él, controlada y acorralada. Cedió un poco a los consejos y a pesar de que le molestara a James, se creyó el cuento de que era una mujer independiente, inteligente y con la posibilidad de hacer todo lo que ella quisiera, pero no tardaba en dejar de creerlo cuando él, entre su juego de palabras, le cambiaba el sentido de la vida. Hay cosas que Marielena no comenzó a entender cómo él llegaba a saberlas, conocía secretos de sus amigas que ella no había contado, sabía de sus postulaciones a empresas en busca de trabajo y eso ella lo había ocultado, algo raro estaba pasando.



James vivía obsesionado con saber cada paso de ella, no le bastaba con llamarla a todas horas, al despertar, al acostarse, al comer ; no le parecía suficiente recibir sus mails, ni que lo visitara cada vez que estaba de vacaciones. Él quería mas y así lo hizo, sólo de esa forma pudo meterse en la vida de su novia (de todo aquello que ella temía contar), de sus amigas, amigos y sobre todo cualquiera que pudiese acercarse a ella con otras intenciones. En su retorcida mente esa era la forma de cuidarla, pero no pensó que en realidad era la forma de controlarla.

Esa noche quedó al descubierto todo: lo sé porque me meto en tu computadora y sé cada movimiento que haces en ella, lo sé porque me metí en el correo de Liliana, lo sé porque antes que a ti me llegan a mi tus correos , lo sé porque también me conozco de memoria el correo del tal Harold al que personalmente le escribí por ti que no te volviera a tratar (entre otros), lo sé porque he estado en las bandejas de entrada de cada uno de tus "amiguitos", sé que has enviado tu currículum a "tales" empresas, lo sé, sé cada cosa que me ocultas y en la que me mientes - confesó James ya cansado de vivir sabiendo sin reclamar.Marielena no pudo sentirse mas invadida, no sólo a ella le habían invadido la privacidad sin control sino de todas las personas que la rodeaban, pero no era tan fácil deshacerse de la persona que decía quererla y sólo la utilizaba como drenaje de sus frustraciones y rabias, como regalo le dejaba el peso de saber que era capaz de cualquier cosa y eso incluía a su familia.



Marielena vivió con miedo y aterrada, acepto las condiciones de James al pie de la letra, creyó que cambiaría, dejó de usar su computadora, se alejó de sus amigos, dejó de ir a la playa los fines de semana, rechazó cada oferta de trabajó que le llegó y poco a poco reunió toda la fuerza que no había tenido antes, dejó de importarle las amenazas y esta tarde estalló en rabia, decidió, por fin lo hizo, le puso fin a James.






miércoles, 5 de septiembre de 2007

Blog Day

Hace unos dias se celebró el Blog Day y aunque tuve la determinación de celebrar este año a tiempo dicha festividad bloguera cuestiones de trabajo, tiempo, llamadas, diligencias y leedera de los posts pendientes no me dejaron cumplir con eso, pero como a la final aqui nada es delito y aun puedo hacer lo que desee, como y cuando lo desee en mi blog, igual cumpliré (unos dias después) con el post de ese dia. Recomendar mis 5 blogs para este año porque considero que hay par de blogs (mínimo) que no quiero dejar pasar por debajo de la mesa antes que también se me olviden y ni siquiera los agregue a los favoritos que tengo en la barra lateral.



Blog Day 2007



Tratado de la introversión de un extrovertido: es el blog escrito por Iván, un madrileño que aun no sabe que lo leo y que descubrí hace poco, en su mayoría escribe historias o pequeños fragmentos de algún tema en especial o sobre él, me agrada leer sus puntos de vista.

La vida no trae instrucciones: es el blog escrito por Marianne, abogada recién graduada de Valencia. Llegué sólo buscando algo de Borges y quedé enganchada con sus letras, en su mayoría escribe sobre sus cotidianidades, pero tambien hace algunas citas y comparte algunos de sus cuentos. Vale la pena leerla.

Melissa Wolf: blog homónimo de esta chica quien fuese columnista de Urbe alguna vez. Cuenta con poco, pero mucho, son buenas historias para leer aunque no publique muy a menudo. Como para compensar eso (hago 2 en 1) y entonces se pasan por el "Circo de los Hermanos Chang" donde a veces colabora ella y a menudo colaboran muchos otros, unos mas conocidos... otros no tanto,pero igualmente interesantes.

Interneteo y aparatuquis: para romper con la onda de lectura en que andan los demás dejo este blog de caricaturas sobre tecnología, internet y esas cosas aplicadas a la cotidianidad y humor. Bueno para pasar el rato y reirse un poco de pasada por la red.

Se suponía que tenía que hacer otras cosas, bla bla bla ... pero aun peleo con mis feeds para pasar a leer todo lo que tengo pendiente (que de paso tengo unas recomendaciones de este dia pendiente por pasar a ver), pero es que es un problema hacerlo con los ciento y pico de posts que me faltan por leer aún. Marcel eres mi héroe! yo aún no he podido y he estado en eso mas, mucho mas de un día!.