martes, 30 de enero de 2007

Amigas .. ¿no tan amigas?

Diana es una típica adolescente a las que no les gusta perderse nada de lo que comienzan a descubrir de la vida.


Carla y Marian se hicieron muy buenas amigas desde que se conocieron en el liceo y comenzaron a trabajar juntas, ambas terminaron siendo tan unidas que tenían una de las amistades mas envidiables del salón. Cuando estaban juntas eran casi impenetrables, ya tan parecidas, ya tan de acuerdo, sólo ellas dos y lo demás era sólo el resto.


Diana llegó a segundo año al salón de Carla y Marian, dándose cuenta enseguida de lo sólida de aquella amistad y se sintió en el reto de ser parte de una de ellas.Comenzó, entonces a acercarse a ellas o por lo menos hacer el intento.


Carla y Marian se dieron cuenta de las intenciones de Diana, pero había algo en ella que no les daba buena espina, que no les gustaba y siempre la trataron muy al margen de sus cosas, hasta que se volvió como sus sombras, detrás de ellas todo el tiempo incluso hasta el punto que ellas no pudieran controlar su compañia. Fué así como Diana vivía reunida con ellas, se conocia sus familias, sus vidas, sus secretos y sus deseos. ¿Será que lo había logrado? ¿Ya eran amigas?.


De la noche a la mañana se volvieron el trío dinámico: una proponía, la otra lo planificaba y la tercera lo llevaba a cabo. Pasaron los mejores momentos haciendo todo lo que tuvieron oportunidad de hacer, sólo en una cosa difería una de ellas y era en cuanto a los vicios.


Marian, como todas las adolescentes de su edad sintió curiosidad por probar un cigarrillo, por saber lo que era la droga, por beber hasta embriagarse y se aventuró a conocer lo que era el sexo. Pero no se quedó con ninguno de ellos, a pesar de no ser la "mamá gallina " del grupo ella respetaba su cuerpo, su salud y luego de probar todo lo que pudo no encontró dependencia con nada, ni sentido a ninguno de los vicios que atacan la sociedad, pero no fué igual para Diana y Carla quienes se quedaron encantadas al humo de un cigarrillo que Marian había comenzado a odiar. Ella no decía nada de su vicio, al fin y al cabo ella no era quién para decirle lo que ellas "deberían" hacer con sus vidas y de sus vicios, se limitaba a alejarse cuando ellas decidían disfrutar del calor de un tabaco o creer que por ello estarían más flacas.




El vicio fué el vínculo que hizo más sólida la relación entre Carla y Diana, ya Marian era practicamente desplazada por ser tan sana y sin vicios ¡qué aburrida!. Pero eso distrajo un poco a Diana de los estudios y tuvo que cambiarse de colegio para superar la vergüenza que le daría repetir un grado mientras todos sus amigos la veían desde el piso superior con sus nuevas camisas beige. Entonces se mudó lejos, pero eso no hizo que perdiera el contacto con las valiosas amigas que había conseguido.


Un fin de semana planearon quedarse a dormir en casa de Marian y para ello querian estar seguras de que contarían con todo lo que podrían necesitar, compraron helados en cantidades excesivas, cucherias como para una fiesta infantil, llevaron películas, música, todo lo que quiesoeran compartir con las otras, una buena pinta por si acaso decidian irse de fiesta y por su puesto el cargamento reglamentario de cigarrillos para las dos chicas. Diana quedó de encargarse de lo último y de camuflajearlo para que la madre de Marian no se diera cuenta.


Salieron a caminar y a encontrarse con los muchachos de la cuadra, la excusa perfecta para sacar el cargamento de vicio que tenian. Fumaron, fumaron y fumaron ante las miradas asombradas de los que las conocían y no las habían visto tan abiertamente hacerlo mientras Marian se alejaba cada vez mas y mas y mas de donde estaban ellas. Todo parecía seguir igual a excepción de los nuevos temas de conversación de Diana sobre su nueva vida lejos de allí, de sus nuevos amigos y de las costumbres de ellos, además de su nueva adicción a calmantes y antidepresivos que necesitaba para controlar su estado anímico según el psicólogo que había comenzado a ver.


Regresaron a casa cuando ya llevaban practicamente la mitad de los cigarrillos consumidos y llevaron el resto de la noche normal, no hubo mas vicios de por medio en lo que restó de noche. Hasta que llegó el día siguiente y Carla luchaba intensamente en el baño por liquidar todo rastro de olor a nicotina que emanaba. Usó shampoo, enjuague, baño de crema, otra vez shampoo, otro shampooo más, colonia, spray, cremas para manos y cuerpo, pero nada lograba quitarle el fuerte olor que le había quedado en manos y cabello. Desesperada pidió ayuda a Marian que no tuvo más suerte que ella y aún podía notar el olor, Carla comenzó a sentir que no era normal lo que pasaba, incluso le pidió opinión a Diana aunque estuviera sospechando de ella. A ninguna le alarmó el hecho más de lo que le remordía a Carla.




- Es que después de fumar ayer me sentía rara, de repente me sentía como mal, como deprimida y triste , ahora de paso tengo este extraño olor que no se me quita con nada y tu viste que me he hechado de toooodo! - Explicaba a Marian.


- Bueno sí es raro, pero tu debiste haber notado algo mas si es lo que estas pensando, tu de verdad crees que Diana ...¿? - Respondió


- Mira, no sé, pero ella está muy rara


Ese día se fueron a sus casas sin que Carla le dijera nada mas a Diana, sólo la miró acusadoramente hasta que tuvo que irse y después de allí no quiso saber más nada de ella. Marian que estaba entre ambas y sabía a detalle el problema de Carla no se sentia con el derecho de decirle a Diana porque a fin de cuentas es algo que debía reclamar la afectada. Por nada dejó de hablar, salir y ser amiga de alguna de las dos. Cuando ya no soportó más la situación Marian se decidió a enfrentarlas, pero ella muy tarde para reclamos Diana negó en todo momento haberle hecho daño a Carla, pero ella nunca dejó de pensar que Diana la había drogado adrede porque se había vuelto ella misma una drogadicta.

8 Se Liberaron:

El Trimardito dijo...

Terrible, las amistades así, que sienten la necesidad de meter a sus propios amigos en sus vicios.
Saludos!

Bexza dijo...

Chama y pensar q esto pasa a diario, en todos las clases, neveles, escuelas y muchos ambientes de nuestra sociedad...

Saludos violetas para ti....

Pp. dijo...

dude! that was heavy man...
__
de pana algo heavy la broma..
__
bueno tengo que ponerme al dia. =)

BrujitaV3Ro dijo...

Chimbo chimbo...
Buena redacción! Buena narracion...

Bexza dijo...

HOLA MADRECITA...POR AQUI ANDO DE CURIOSA...

SALUDITOS PUES!

H.G. dijo...

Por algo dice el refrán: "Dime con quién andas y te diré quién eres".

Un placer pasar de nuevo por tu blog, ya que estaba un poco alejado de todos los blogs, inclusive del mío.

Saludos Psique!

Psique dijo...

Tri: terrible, pero pasa y mucho.

Bexza: Cierto, nadie se salva pasa eso donde sea. Cuidado con tanta curiosidad ... jejeje ... Abrazos!

Pp.: Yeah! // pues si, alguito // bueno, espero que ya esté al dia!.

Brujitavero: Gracias!Gracias! =)

H.G.: Uhmm .. yo no estoy tan de acuerdo con ese refrán a la final uno siempre escoge si quiere caer o no en los mismos errores y vicios de los demás. Yo también ando alejada inclusive del mío también... igual se aprecia tu visita, Besos!!

Gracias a tod@s y Saludos!

Bexza dijo...

EPALEEEE!!! COMO ESTA MI AMI?...OYE SABES QUE QUIERO HACERTE UN BANNER...BUENO CUANDO TERMINE DE HACER LOS AJUSTES... SABER Q EL TRAIDOR DE BLOGGER ME CAMBIO DE VERSION...:(...

BUENO CHIQUILLA... PRONTO PUBLICO TU BANNER...CHAO PESCAO!