jueves, 10 de agosto de 2006

Engaños


Luis era un buen hijo, buen compañero, buen novio a pesar de tener esas típicas peleas de pareja. Elena era la novia de Luis, era amable, un poco solitaria y una chica curiosa, sobre todo eso : curiosa. Ambos pertenecían a familias que contaban toda su vida en el mismo edificio y se conocían con todas las familias vecinas.

Desde que comenzaron su vida en pareja, Elena habia sido víctima de la crítica de toda la gente entrometida de aquel lugar, quiénes aseguraban la incopatiilidad de ellos dos, segurando:

- Ustedes no pertecen al mismo tipo de familia, esa relación no tiene ningun futuro, tu no eres la mujer para Luis.

Elena nunca entendió todos estos comentarios, pero comenzó a notar algo extraño en la estructura familiar de su novio. Luis vivía desde pequeño en casa de su abuela y sus tíos, mientras sus padres vivían practicamente al otro lado de la ciudad. Siempre iban de visita los fines de semana y justificaban el alejamiento de su hijo con la cercana ubicacion de la casa de la abuela al colegio de Luis.Su padre tenía problemas de alcoholismo (aunque nunca se mostraba agresivo cuando bebía) y su madre lucía despreocupada ante los deberes de madre y los problemas de su marido; aunque nadie podía negar que Luis tenía todo lo que pudo haber pedido (materialmente hablando), nunca le faltó nada porque se encargaban de llenarle de los mejores juguetes, la mejor ropa, los mejores útiles, el mejor celular y cualquier otro capricho que tuviese.

Un día no fué solo el padre de Luis el que se excedió en tragos, su madre tambien estaba "happy" (como se suele decir)y Elena escuchaba atentamente como ella se expresaba de "el amor de su vida" entendiendo que esa persona no era la misma que el padre de su novio.Averigüó un poco más y se hizo muy amiga de la más joven de las tías de Luis, entre ella y cada cosa que ocurría en su casa se fué acercando a la verdad, a lo que la acercaría a la respuesta de todas las críticas.

Entonces le fué revelado el secreto familiar, Luis no era el verdadero hijo de quién decía ser su padre, era hijo de "el amor de la vida de su madre" y desde que él fué concebido el padre cayó en el alcoholismo, incluso empeoró cuando llegó su hermano (fruto del mismo engaño). Lo más descarado no era el engaño de su madre para quien era su esposo, sino la mentira en la que hacía vivir a sus hijos, aguantando desprecios, "escenitas", borracheras e imprudencias del hombre que les impusieron como padre; sin sincerarse con él (por lo menos) y decirle la verdad de tanto abandono durante años, la verdad sobre tanto rechazo y tanto hermetismo en el resto de su familia. LA suegra de Elena no era la santa que creia Luis y así llegaron los rumores de los miles de amorios de esa mujer...

¿Qué podía hacer Elena? - confesar lo que había descubierto o callarlo
¿Qué era lo más correcto?

Una cosa lleva a la otra y dicen que "entre cielo y tierra no hay nada oculto", las cosas van sucediendo de forma en que a la final uno consiga la razón de ello y Elena se lo dijo a Luis, entonces le toca a él ahora enfrentar su realidad y todas las mentiras que le habían dicho. ¿Cómo se puede llegar a tanto engaño?

3 Se Liberaron:

khayo dijo...

solo se algo q sentirse engañado es frustrante¡¡¡¡¡¡¡¡

cuando das confianza, prudencia y amistas sincera duele entender tanta maldad , engaño y tanto desvario sin definicion....

hoy solo me queda luchar por lo q aun extraño ....

Pp. dijo...

Muy buen post como siempre cariño.
__
Un besito rápido que no estoy acá, nop jajaja ni deberia. No estoy en caracaaaas. jejejeje luego entenderás. muack me voy a postear a ver que sale. Y gracias por pasar por allá!

H.G. dijo...

No se como hay gente que puede dormir tranquila cada noche sabiendo que engana a todo el mundo!!

Un abrazo, psique!